sábado, 13 de febrero de 2016

Las Grajillas de las Dehesas Escurialenses.

Las comunidades de Grajillas alegran la vida salvaje allí donde se encuentren. Se trata de uno de los córvidos más alegres y simpáticos, por sus constantes "parloteos" durante todo el día.
Comunidad de Grajillas de El Escorial (Madrid). Foto: Miguel Varona. 
En las dehesas escurialenses reside una importante comunidad de Grajillas que pasa el día buscando activamente alimento en las praderas. Cuando se arremolinan emiten penetrantes gritos que no cesan, como si estuvieran charlando de manera constante con sus vecinos.


Se alimentan de toda clase de materia vegetal, además de pequeños invertebrados que puedan encontrar durante sus "rastreos".

Se las distingue del resto de córvidos negros por el color claro de los ojos y la mancha blanquecina de la nuca.

FICHA TÉCNICA:
Lugar del avistamiento: Fresnedas de El Escorial (Madrid).
Fecha del avistamiento: 13 de febrero de 2016.
Nombre común: Grajilla.
Nombre científico: Corvus monedula L.
Familia: Corvidae.
Posición sistemática: Clase Aves; Orden Passeriformes.
Longitud: Unos 30 cm. (65 cm. de envergadura). 
Hábitat: Tajos fluviales, cañones, dehesas, fresnedas y campos agrícolas y ganaderos.
Distribución geográfica: Ampliamente distribuido por toda Europa y norte de África (Marruecos, Argelia, Túnez).
Biología: La época de cría comienza en el mes de abril. La pareja busca un árbol viejo con grandes huecos donde instalarán un nido que adornarán con todo tipo de detalles: Trozos de plástico, pequeños cristales, papeles... Suelen emparejarse desde el primer año vida, y las parejas son estables de por vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada