miércoles, 29 de mayo de 2013

Ramalina canariensis.

Encontré esta Ramalina sobre una rama caída en el suelo cuando descendía por el vertigioso sendero que cruza la laurisilva de El Golfo, en la isla de El Hierro. Llaman la atención las lacinias rígidas irregularmente deformadas, como si estuvieran rotas por las puntas, y un patrón de ramificación muy poco común entre las Ramalinas. Siendo una especie probablemente nativa de las Canarias está ampliamente extendida por todo el Mediterráneo, y está citada en las Islas Británicas, Norte América y ¡Australia!

Foto: Association Française de Lichénologie. 
 Talo fruticuloso de color amarillo verdoso pálido, formado por rígidas lacinias irregularmente ramificadas y deformadas (algunas de ellas con espacios huecos), erectas, no colgantes, cuya longitud alcanza como máximo los 2 ó a lo sumo 3 cm.

Foto: Miguel Varona.
Son frecuentes los desgarros en las lacinias por donde asoman soredios mal definidos.

Foto: Miguel Varona.
Los apotecios rara vez están presentes.

FICHA TÉCNICA:
Muestra Herbario: L185
Localidad: Sendero de Jinama (Isla de El Hierro).
Fecha del muestreo:  29 de mayo de 2013.
Leg et Det: Miguel Ángel López Varona.
Nombre común: No tiene.
Nombre científico: Ramalina canariensis Steiner.
Familia: Ramalinaceae.
Reacciones: No presenta.
Fotosimbiontes: Algas verdes tipo Trebouxia.
Ecología: Epífito sobre ramas de pinos, higueras, brezos... cerca de la costa.
Distribución geográfica: En Europa tiene su óptimo en la región mediterránea, siendo especialmente abundante en las islas Baleares. Es muy común también en toda la región macaronésica, de donde es nativa.
Observaciones: Los soralios pustulares mal definidos que irrumpen de fisuras en el borde de las lacinias son muy característicos. Igualmente, las lacinias irregularmente retorcidas y ramificadas son prácticamente inconfundibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada