jueves, 2 de mayo de 2013

Acarospora scabrida.

Existen varias especies del género Acarospora que son muy parecidas entre sí y puede resultar muy complicado distinguir unas de otras. En ocasiones hay que recurrir a estudios microscópicos y aun así, no siempre es fácil la identificación. Acarospora fuscata es una de las más comunes sobre roca silícea, pero en ocasiones resulta muy difícil separarla de otras especies similares como A. macrospora, o esta que nos ocupa, A. scabrida.

Foto: Miguel Varona.
El talo crustáceo está constituido por densas areolas pardas, globulosas, separadas por grietas más o menos profundas, de 0,5 a 4 mm.

Foto: Miguel Varona.
Los apotecios aparecen inmersos en el talo, ampliamente distribuídos por todo el talo, de 1 hasta 10 por cada areola en función de su tamaño. Son de color marrón oscuro, con el disco rugoso, plano o ligeramente convexo, y borde talino fino más o menos persistente.

Foto: Miguel Varona.

FICHA TÉCNICA:
Muestra Herbario: L170
Localidad: Robledondo (Madrid).
Fecha del muestreo:  2 de mayo de 2013.
Leg et Det: Miguel Ángel López Varona.
Nombre común: No tiene.
Nombre científico: Acarospora scabrida Hedl ex H. Magn.
Familia: Acarosporaceae.
Reacciones: No presenta reacciones positivas. 
Fotosimbiontes: Algas verdes unicelulares.
Ecología: Saxícola sobre rocas silíceas, a lo largo de grietas en posiciones verticales. Ocasionalmente terrícola en fisuras de las rocas.
Distribución geográfica: Regiones frías del norte de Europa y Norte América. Menos frecuente en el sur de Europa.
Observaciones: Se diferencia de A. fuscata por las areolas globulosas (en A. fuscata son planas y angulosas) y por las reacciones químicas negativas. A. macrospora crece sobre roca caliza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada