viernes, 5 de julio de 2013

Briófitos tropicales en el Hayedo de la Biescona.

El Hayedo de la Biescona, aquel "milagro" escondido en uno de los rincones más recónditos de la sierra asturiana de El Sueve, sigue sorprendiéndome. En esta segunda visita no programada, centrada esta vez en las partes más bajas del bosque, en la zona de la antigua mina, he podido recolectar algunos briófitos que me llamaron especialmente la atención. Sabía que en este hayedo se habían encontrado helechos tropicales, algunos de los cuales son considerados como auténticos fósiles vivientes. También localicé un liquen de origen tropical prácticamente desaparecido de Europa, Lobaria virens, cuya presencia tanto en este bosque como en Muniellos es puramente testimonial. No es de extrañar, por tanto, que entre las diversas especies de briófitos que tapizan sus rocas, sus árboles y sus suelos, pudiera localizar alguna especie de origen tropical.

Foto: Miguel Varona.
Y así fue, escondido entre las matas de otros musgos, en una zona oscura y sombría, allí se encontraba un musgo que jamás antes había visto. Se trata de la especie Hookeria lucens, un relicto de Terciario, la única de este género de musgos tropicales que todavía está presente en Europa. Mis amigos del Proyecto Musgo la describen muy bien en su magnífico blog dedicado a los musgos.

Foto: Miguel Varona.
Las hojas están formadas por células tan grandes que basta una lupa para poder distinguirlas perfectamente.

Foto: Miguel Varona. 
La encontré junto a otras especies de musgos de entre las que pude distinguir Plagiomnium undulatum, Eurhynchium striatum y Eurhynchium praelongum.

Plagiomnium undulatum.   Foto: Miguel Varona.
Las hepáticas son también especialmente abundantes y diversas en el hayedo de La Biescona. Basta con acercarse a los arroyos o a las rocas más sombrías y húmedas para encontrar talos tan llamativos como los de Conocephalum conicum, una hepática que era empleada en la Edad Media para tratar las enfermedades hepáticas.  

Conocephalum conicum.   Foto: Miguel Varona.
Esto solo es un ejemplo de lo que se puede encontrar en este magnífico bosque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada