jueves, 17 de julio de 2014

Chaenotheca furfuracea.

Nunca hubiera imaginado encontrarme con este liquen en la senda costera de Noja (Cantabria). Estaba sobre las grietas del tronco de un enorme Pino Carrasco (Pinus halepensis), y a simple vista me pareció que se trataba de un liquen leprarioide. Pero al analizarlo con la lupa, descubrí la presencia de apotecios estipitados.

Foto: Miguel Varona.
El talo es de aspecto pulverulento, de color verde amarillento. Los gránulos se extienden de manera dispersa a lo lardo del sustrato, y entre ellos pueden distinguirse (microscópicamente) las células características del fotobionte Stichococcus:

Foto: Miguel Varona.
 Los apotecios son mazediales (estipitados), y aparecen más o menos dispersos por las zonas más protegidas del talo.

Foto: Miguel Varona.
Cuando son jóvenes son más o menos globosos, pero con la madurez el himenio se transforma en una densa masa de esporas con restos de las paredes de los ascos. Los hay que son sésiles, pero la mayoría están estipitados con un pie de color oscuro que puede alcanzar los 3 mm. de alto.

Foto: Miguel Varona.
Las esporas son globosas y pequeñas, de color pardo claro, y unas 3 micras de diámetro.

Foto: Miguel Varona.

FICHA TÉCNICA:
Muestra Herbario: L227
Localidad: Noja (Cantabria).
Fecha del muestreo:  17 de julio de 2014.
Leg et Det: Miguel Ángel López Varona.
Nombre común: No tiene.
Nombre científico: Chaenotheca furfuracea (L.) Tibell. 
Familia: Coniocybaceae.
Reacciones: No presenta.
Sustancias Liquénicas: Ácido vulpínico.
Fotosimbiontes: Stichococcus.
Ecología: En las oquedades basales de los troncos o tocones, en ambientes de umbría.
Distribución geográfica: Europa, Macaronesia, Asia, África, Australia y Norteamérica.
Observaciones: Si se encuentra estéril es muy difícil identificarla. La más parecida es C. chrysocephala, que tiene el talo de color amarillo y los pedúnculos de los apotecios son más largos y finos, y su fotobionte es Trebouxia.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada