jueves, 30 de mayo de 2013

Bactrospora patellarioides.

Es una especie bastante común sobre los troncos de las sabinas mediterráneas (Juniperus phoenicea), por lo que era de suponer que estuviera también aquí, en las sabinas de la isla de El Hierro. Forma costras blanquecinas dispersas a lo largo del tronco, en ocasiones delimitadas por una fina línea hipotalina grisácea.

Foto: Miguel Varona.
Talo crustáceo delgado de color blanco cremoso, en el que pueden adivinarse (con la ayuda de una lupa y mediante una ligera escarificación) tonalidades amarillo-anaranjadas por la presencia de su fotobionte Trentepohlia. La superficie es lisa o agrietada, en ocasiones areolada. A veces cuesta diferenciarlo del sustrato.


Foto: Miguel Varona.
Los apotecios contrastan por su color negro. Son discoidales, a veces algo sinuosos, prominentes, planos o ligeramente convexos. Presentan margen talino del mismo color que el disco, negro, que llega a desaparecer en los apotecios más viejos. Normalmente crecen dispersos, pero algunos nacen muy próximos y se deforman mutuamente.

Foto: Miguel Varona.
En esta micrografía puede apresiarse la asca conteniendo las ascosporas típicas del género. Abajo, varias ascosporas filiformes y multeseptadas.

Foto: Miguel Varona.

FICHA TÉCNICA:
Muestra Herbario: L194
Localidad: Sabinar de La Dehesa (isla de El Hierro).
Fecha del muestreo:  30 de mayo de 2013.
Leg et Det: Miguel Ángel López Varona.
Nombre común: No tiene.
Nombre científico: Bactrospora patellarioides (Nyl.) Almq.
Familia: Roccellaceae.
Reacciones: Sin reacciones.
Fotosimbiontes: Trentepohlia.
Ecología: Epífito sobre cortezas en zonas de baja altitud, próximas al mar, en zonas húmedas y más o menos sombreadas.
Distribución geográfica: Zonas cálidas de la Región Mediterránea y Región Macaronésica.
Observaciones: Podría confundirse con otras especies de apotecios negros y talos blanquecinos como alguna Lecidella o alguna Buellia. Localizar las tonalidades anaranjadas en la médula por la presencia de Tentrepohlia bastaría para asegurarse, pero en caso de duda lo mejor es analizar las esporas al microscopio, muy alargadas y muy estrechas, y multiseptadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada