viernes, 16 de agosto de 2013

Aspicilia calcarea.

Los líquenes del género Aspicilia son líquenes crustáceos fisurados-areolados con picnidios inmersos y apotecios criptolecanorinos con ascas claviformes y esporas simples elipsoidales. A veces cuesta diferenciar entre una Aspiclia y una Lecanora, pero los apotecios de Aspicilia nada tienen que ver con los apotecios típicamente lecanorinos de Lecanora.

Aspicilia calcarea es uno de los líquenes calcícolas más frecuentes de las montañas mediterráneas, donde convive con otras especies adaptadas a la dureza de la roca caliza. En la Sierra del Mondúber, al sur de la provincia de Valencia, aparece abundantemente formando talos de gran tamaño. La muestra pertenece al Monte Peñalba, que con 772 m. de altitud representa una de las formaciones calcáreas más características de las montañas de La Safor, un karst superficial repleto de lapiaces, acanaladuras, cubetas...

Foto: Miguel Varona.
Talo crustáceo fisurado de color blanco ocráceo, formado por areolas que tienden a separarse estre sí en las partes centrales del talo. Las areolas son planas y están cubiertas de una fina capa de pruína blanquecina.

Foto: Miguel Varona.
Los apotecios son frecuentes y abundantes. Aparecen inmersos en el talo, a veces con el margen talino muy poco diferenciado (criptolecanorinos). El disco se presenta generalmente anguloso, casi nunca circular. Es de color negro algo pruinoso.

FICHA TÉCNICA:
Muestra Herbario: L157
Localidad: Simat de La Valldigna (Valencia), Sierra de Mondúber.
Fecha del muestreo:  16 de agosto de 2013.
Leg et Det: Miguel Ángel López Varona.
Nombre común: No tiene.
Nombre científico: Aspicilia calcarea (L.) Mudd.
Familia: Hymeneliaceae.
Reacciones: Todas negativas. 
Fotosimbiontes: Algas verdes clorococoides.
Ecología: Saxícola calcícola.
Distribución geográfica: Común en la Región Mediterránea. 
Observaciones: Podría confundirse con Aspicilia contorta, de morfología parecida pero más frecuente sobre las piedras calizas dispersas por el suelo. No obstante, las areolas de A. contorta son bastante más convexas, aparecen más dispersas, tienen una coloración más grisácea, y la superficie del talo es más pruinosa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada