sábado, 23 de marzo de 1996

Fisalia, La Fragata Portuguesa.

Ha sido para mí una grata sorpresa encontrarme con esta curiosa criatura en la isla de Cuba. Sólo la había visto en los libros y conservada en formol en el laboratorio de Zoología de la Facultad.

Foto: Paco Paez.

Se diferencia del resto de las medusas en que no tiene campana natatoria, en su lugar posee un enorme flotador horizontal (neumatóforo) lleno de gas que le permite mantenerse a flote. Esta increíble vejiga, adornada de delicados tintes irisados, flota a la deriva llevando al animal al capricho de las corrientes marinas.

Pero suspendidos bajo el flotador se esconden numerosos tentáculos provistos de células urticantes cuyo veneno es tan activo y tóxico como el de una cobra.

En realidad la Fisalia es una colonia pelágica formada por individuos polipoides y medusoides modificados. Debajo del neumatóforo pende un pedúnculo corto en el que están suspendidos varios pólipos en forma de grandes tentáculos cuya función es la de la captura de presas y defensa (son los tentáculos dactilozoides). Otros tentáculos más cortos (gastrozoides) tienen función nutricia. Y otros poseen los gonóforos, de función reproductora.

He visto varias de ellas varadas en la Playa de El Coral, en la costa norte de la isla de Cuba. Esto sucede con frecuencia después de varios días de tempestad, como los que acaban de suceder en Cuba.

FICHA TÉCNICA:
Lugar del avistamiento: Playa El Coral, Cárdenas (Cuba).
Fecha del avistamiento: 23 de marzo de 1996.
Nombre común: Fisalia. Fragata Portuguesa. Carabela Portuguesa.
Nombre científico: Physalia physalis L.
Familia: Physalidae.
Posición sistemática: Phyllum Cnidaria; Clase Hidrozoa; Orden Siphonophora.
Longitud: El neumatóforo puede alcanzar los 30 cm. de longitud y 15 cm. de alto. Los tentáculos suelen medir hasta 1 m. ó 1,5 m., aunque se conocen ejemplares cuyos tentáculos han llegado a medir varios metros.
Hábitat: Es un animal pelágico, que vive en la superficie marina.
Distribución geográfica: Mares cálidos y templados de todo el mundo. Es muy frecuente y abundante en el Mar Caribe, Golfo de México y costa de Florida, pero se encuentra ampliamente distribuida por ambas franjas ecuatoriales del Atlántico, Índico y Pacífico. También está presente en el Mediterráneo. 
Biología: Flota a la deriva, al capricho de las corrientes marinas, pero su neumatóforo le permite vaciar el gas para sumergirse de vez en cuando. Se alimenta de peces y otros animales marinos que tienen la mala suerte de cruzarse entre sus tentáculos venenosos.
Otras localizaciones constatadas: Sólo las he visto en Cuba, pero me consta que la costa atlántica de Cádiz, Huelva y Sur de Portugal recibe en determinadas épocas del año numerosos ejemplares que pueden ser vistos varando en las playas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada