sábado, 20 de abril de 2013

Cladonia fimbriata.

Es una Cladonia fácil de identificar porque sus podecios son todos ellos muy regulares, tanto por su forma como por su tamaño, generalmente simples, rara vez con ramificaciones. Observando con lupa puede comprobarse cómo la superficie está densamente cubierta de pequeños soredios, incluso dentro de los escifos.


 Talo compuesto fruticuloso formado por un talo primario constituido por pequeñas escuámulas de color gris verdoso (blanco y sin córtex en la cara inferior), normalmente persistente. Los podecios son de color gris claro verdoso, todos ellos escifosos, con pedúnculos alargados hasta 2 cm. (rara vez incluso 3 cm. de largo), y hasta 4 mm. de ancho. Todos ellos se ensanchan bruscamente para formas los escifos, muy simétricos. Toda la superficie del podecio, incluso dentro del escifo, está finamente cubierta de soredios farinosos.

Foto: Miguel Varona.
Los apotecios son poco frecuentes, y se localizan en los márgenes de los escifos formando estructuras sésiles de color pardo oscuro que ocasionalmente pueden fusionarse formando glomérulos más grandes.

Foto: Miguel Varona.
FICHA TÉCNICA:
Muestra Herbario: L135
Localidad: Santa María de la Alameda (Madrid), Chorrera del Hornillo.
Fecha del muestreo:  20 de abril de 2013.
Leg et Det: Miguel Ángel López Varona.
Nombre común: No tiene.
Nombre científico: Cladonia fimbriata (L.) Fr.
Familia: Cladoniaceae.
Reacciones: P+ rojo anaranjado.
Sustancias Liquénicas: Ácido fumarprotocetrárico.
Fotosimbiontes: Algas verdes Asterochloris.
Ecología: Sobre suelo desnudo, en taludes rocosos, sobre roca silícea en grietas terrosas, rara vez en la base de los troncos o en madera en descomposición.
Distribución geográfica: Ampliamente distribuida por toda Europa.
Observaciones: Podría confundirse con C. chlorophaea, pero esta presenta la superficie mucho más granulosa y groseramente sorediada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada