domingo, 13 de octubre de 2013

Caloplaca decipiens.

Caminando por el río Aceña, cerca de su nacimiento (en el término municipal de Santa Mª de la Alameda, Madrid), me encontré con un establo en cuyas paredes de cemento se desarrollaba un liquen que formaba extensas manchas de color amarillo.

Foto: Miguel Varona.
El liquen en cuestión se desarrolla ampliamente bajo las ventanas y en las partes del muro donde rezuma vapor de condensación. El establo es utilizado para guardar el ganado durante los meses de invierno. El calor del interior contrasta con el frío exterior y, en consecuencia, se forma un vapor de condensación que empapa las paredes por donde rezuma al exterior a través de las grietas o aperturas. Es de suponer que ese vapor contiene cantidades importantes de amonio procedentes de la concentración de estiércol. Uno de los líquenes más tolerantes a la concentración de amonio es la Capoplaca decipiens.

Foto: Miguel Varona.
El liquen forma rosetas redondeadas de pequeño tamaño (no más de 3 cm.) que se adhieren fuertemente al sustrato. El talo esta constituído por pequeños lóbulos estrechos de color amarillo anaranjado, bastante convexos, ligeramente pruinosos, dispuestos radialmente y muy ramificados hacia los extremos. Son frecuentes y muy característicos los soralios en los extremos de algunos de los lóbulos, que tienen el mismo color que el talo.

Foto: Miguel Varona.
Los apotecios son muy raros, prácticamente inexistentes.

FICHA TÉCNICA:
Muestra Herbario: L163
Localidad: Santa Mª de la Alameda (Madrid).
Fecha del muestreo:  13 de octubre de 2013.
Leg et Det: Miguel Ángel López Varona.
Nombre común: No tiene.
Nombre científico: Caloplaca decipiens (Arnold) Blomb. & Forss.
Familia: Teloschistaceae.
Reacciones: K+ púrpura. 
Sustancias Liquénicas: Parietina.
Fotosimbiontes: Algas verdes trebouxioides.
Ecología: Saxícola sobre roca caliza rica en nutrientes y muros de cemento u hormigón.
Distribución geográfica: Frecuente por el centro y sur de Europa.
Observaciones: Caloplaca citrina tiene las mismas preferencias por los muros cargados de nutrientes. A simple vista podrían confundirse ambas especies, porque C. citrina forma también extensas manchas de color amarillo. Sin embargo, C. citrina se caracteriza por formar talos areolados (nunca lobulados) muy extensos y densamente cubiertos de soralios granulosos. C. cirrochroa se parece mucho morfológicamente, pero los soralios son de color amarillo limón, claramente diferente al color del talo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada