sábado, 2 de enero de 1993

Physconia muscigena.

En ocasiones resulta bastante complicado distinguir correctamente algunas especies entre los géneros Physcia y Physconia. Ámbos géneros presentan talos foliáceos lobulados más o menos orbiculares, frecuentemente pruinosos, poco adheridos al sustrato, de colores grisáceos o pardos. En Physcia hay pocas rizinas que en todo caso son simples, mientras que en Physconia las rizinas son abundantes y bien desarrolladas. El resto de los caracteres que permiten diferenciarlas son anatómicos y microscópicos (estructura del córtex superior, picnidios, esporas).


 Talo foliáceo de color pardo-grisáceo formado por lóbulos muy divididos, estrechos y a menudo muy retorcidos y aplicados sobre el sustrato. La cara superior está cubierta de pruína blanca más o menos densa, sobre todo en el centro del talo; en los lóbulos más periféricos hay poca pruína y deja al descubierto el color pardo característico del talo. La cara inferior es oscura y está cubierta de rizinas negras bien desarrolladas.

Foto: Miguel Varona.
Los apotecios no suelen estar presentes, y si aparecen lo hacen en número muy reducido. Tienen margen talino del mismo color que el talo (normalmente retorcido por presión) y disco negro pruinoso.

FICHA TÉCNICA:
Muestra Herbario: L058
Localidad: Filiel (León), Macizo del Teleno.
Fecha del muestreo:  2 de enero de 1993.
Leg et Det: Miguel Ángel López Varona.
Nombre común: No tiene.
Nombre científico: Physconia muscigena (Ach.) Poelt.
Familia: Physciaceae.
Reacciones: Sin reacciones. 
Fotosimbiontes: Algas verdes trebouxioides.
Ecología: Fundamentalmente muscícola sobre sustratos rocosos o terrosos de montañas tanto calcáreas como silíceas. También terrícola en suelos de montaña.
Distribución geográfica: Frecuente en áreas montañosas de toda Europa.
Observaciones: Podría confundirse fácilmente con Physconia distorta, para lo cual habría que estudiar la anatomía del córtex, paraplectenquimático en P. muscigena. Pero teniendo en cuenta que P. distorta es fundamentalmente cortícola, la confusión es más improbable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada