sábado, 29 de mayo de 2010

Ciervos avistados en el Pinar de Lillo.

Al igual que el corzo, el ciervo es un animal forestal y no resulta fácil su avistamiento. Un buen momento para sorprenderles es durante la berrea, entre los meses de septiembre y octubre. Los machos son particularmente impresionantes durante la época del celo, que es cuando están armados con sus cuernas completamente desarrolladas. Pero están tan volcados en sus reclamos sonoros y en defender sus territorios de otros machos, que hay ocasiones en las que ignoran la presencia del senderista cazafotos que se aventura a cruzar por uno de sus territotorios.


He perseguido su rastro durante muchas de mis salidas de campo, pero todavía no he logrado la tan ansiada fotografía que persigo desde hace años. Hace cinco años, durante "la berrea" en el Valle de Valdeón (León), me adentré sigiloso en los bosques de Montó con la esperanza de toparme con uno de estos grandes machos. Sus bramidos eran impresionantes, pero por mucho que me acercara a ellos, no fui capaz de sorprenderles.

Al año siguiente, en el Puerto de Pandetrave, tuve la suerte de encontrarme con un importante grupo familiar que pastaba a las afueras del hayedo. No se espantaron cuando me vieron, pero en cuanto hice el intento de preparar mi cámara fotográfica salieron corriendo y se perdieron en la espesura del monte.

Sin embargo, ha sido durante la larga caminata de mi travesía transcantábrica cuando por fin he podido sorprenderles, aunque en esta ocasión ha sido con la videocámara. El encuentro ha tenido lugar a plena luz del día en el Pinar del Lillo, mientras realizaba la ascensión al Pico del Lago:



Parecen dos hembras, probablemente una madre seguida por su cría, ya bastante crecida. Las ciervas son bastante más sociables que los machos, y permanecen más o menos agrupadas durante todo el año. Estos rebaños de hembras suelen estar integrados por diversas familias que ocupan un mismo territorio, aunque no mantienen los contactos entre ellas de forma permanente.

Los machos tienden a agruparse a partir de los tres años de edad, pero los rebaños de uno u otro sexo permanencen separados durante la mayor parte del año. Durante la época del celo, a finales del verano, los grandes machos pierden su instinto gregario y cada uno de ellos se apropia de una parcela donde tratará de retener al mayor número posible de hembras. Pese al aparente dominio del dueño del harén, las ciervas van a conservar su estructura social de matriarcado sin establecer lazos sociales con el macho. Si por cualquier motivo, el grupo tiene que emprender la huída, el macho corre por su cuenta sin preocuparse lo más mínimo de las hembras, mientras que estas escapan por otro lado en ordenada procesión.

Una vez finalizada la estación reproductora, los machos abandonan los territorios de las hembras y vuelven a formar grupos con otros machos hasta el próximo otoño. Es entonces cuando pierden su cornamenta, que se ha vuelto inútil tras los combates. Unas semanas más tarde comienzan a crecer de nuevo. Cada año las cuernas se desarrollan un poco más y aparecen pistones suplementarios, de modo que por el número de pistones es posible calcular la edad aproximada del venado.

FICHA TÉCNICA:
Lugar del avistamiento: Pinar de Lillo, Cofiñal (León).
Fecha del avistamiento: 29 de mayo de 2010.
Nombre común: Ciervo, Venado.
Nombre científico: Cervus elaphus L.
Familia: Cervidae.
Posición sistemática: Clase Mamíferos; Orden Artiodáctilos.
Longitud: Unos 250 cm. entre cabeza y tronco (hasta  150 cm. de altura en cruz).
Hábitat: Bosques abiertos en las regiones montañosas.
Distribución geográfica: Por toda Europa y Asia Central.
Biología: Los ciervos son rumiantes herbívoros, gregarios y con un marcado sentido de la territorialidad. Su sistema territorial se altera hacia finales del verano con el inicio del período de celo (berrea), momento en que los machos adultos se disputan las hembras, que habitualmente viven en grupos familiares la mayor parte del año.
Otras localizaciones constatadas: Ponga (Asturias), 21 de octubre de 2001. Montó, Valle de Valdeón (León), 8 de octubre de 2005. Puerto de Pandetrave, Valle de Valdeón (León), 26 de abril de 2006. Sierra de Cazorla (Jaén), 19 de abril de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada