domingo, 31 de mayo de 2015

La Lagartija Carpetana.

Antiguamente la "Lagartija Serrana" era considerada una única especie peninsular (Lacerta monticola), con todas sus variedades o subespecies. Sin embargo, recientes estudios genéticos han permitido la diferenciación de las poblaciones pirenaica, cantábrica y central de modo que hoy son reconocidas seis especies de lagartijas bien diferenciadas: Iberolacerta bonnali, I. aurelioli e I. aranica en los Pirineos; I. monticola en Galicia y Cordillera Cantábrica; I. martinezricai en la Sierra de Francia (Salamanca); e I. cyreni en el Sistema Central.

Foto: Miguel Varona.
La Lagartija Carpetana es, por tanto, endémica del Sistema Central, y más concretamente de la Sierra de Guadarrama, Gredos y Béjar. Se trata de una largartija típicamente ligada a los roquedos de la alta montaña central; en Guadarrama utiliza los canchales de las grandes rocas para refugiarse y desplazarse. Es una especie estrictamente protegida por el Convenio de Berna, catalogada de "interés especial" por la legislación española.

Foto: Miguel Varona.
La primera vez que la ví fue en el Circo de Peñalara en el mes de junio de 2014. Pero en esta ocasión ha sido en el Alto de las Guarramillas, muy cerca de la "Bola del Mundo", a unos 2.200 m. de altitud. Correteaba entre las rocas mientras descansaba en un canchal, y se dejó fotografiar sin asustarse como lo hacen otras lagartijas. Probablemente está muy acostumbrada a la cantidad de gente que frecuenta este lugar, tanto en verano como en invierno.

FICHA TÉCNICA:
Lugar del avistamiento: Alto de las Guarramillas, Sierra de Guadarrama (Madrid).
Fecha del avistamiento: 31 de mayo de 2015.
Nombre común: Lagartija Carpetana.
Nombre científico: Iberolacerta cyreni Müller & Hellmich.
Familia: Lacertidae.
Posición sistemática: Clase Reptiles; Orden Squamata.
Longitud: Unos 9 cm. cabeza y cuerpo. La cola duplica el tamaño de la cabeza y cuerpo.  
Hábitat: Roquedos de alta montaña.
Distribución geográfica: Endémica del Sistema Central.
Biología: Muy activas durante el día; en días soleados se dejan ver con facilidad. Los machos en celo son muy territoriales. Las hembras ponen en torno a 10 huevos bajo las piedras, a menudo de forma comunal. Son extremadamente resistentes al frío.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada