sábado, 29 de mayo de 2010

Ranita de San Antonio.

La Ranita de San Antonio (Hyla arborea) es uno de los pocos anfibios que goza de gran simpatía popular. Quizás sea por su reducido tamaño (apenas unos 5 cm. de largo), por su vistoso color verde claro, por su habilidad trepadora, o por la facilidad con la que se deja coger. Se trata de la única especie de rana trepadora que subsiste en Europa, bueno, ella y la Ranita Meridional (Hyla meridionalis), aunque ésta última es más frecuente en el norte de África, en las Islas Canarias y en Madeira.

Foto: Miguel Varona (Leitariegos, León).
Recuerdo cuando era pequeño verla por los prados y las riberas del río Bernesga, en León, o en Valencia de Don Juan, donde la cogía con suma facilidad. También la ví alguna vez por la Cordillera Cantábrica, pero la verdad es que hacía ya muchos años que no me la encontraba.

En mayo del año pasado me encontré con una durante el recorrido de la Travesia Transcantábrica, entre el Puerto de Leitariegos y el Collado de Cereizales, en Somiedo. Se trataba de un macho que caminaba por la hierba en busca de una charca de esas que se forman en la montaña durante los meses del deshielo.

Hoy me encuentro realizando el segundo sector de la ruta transcantábrica, y a mi paso por el Lago de Isoba pude encontrar una trepando por las altas hierbas que rodean las aguas. Me tiré un buen rato persiguiéndola con mi cámara buscando una buena instantánea, pero lo cierto es que no paraba quieta y al final este fue el resultado.

Foto: Miguel Varona.
Debe tratarse de una cría, porque su tamaño apenas sobrepasa el centímetro de longitud. Sus padres probablemente se aparearon en esta laguna hace varias semanas; la madre puso varios centenares de huevos  en el fondo de la laguna y unos quince días después nacieron los renacuajos. Dentro de tres años alcanzará la madurez sexual, y será capaz de trepar por los árboles y arbustos, donde vive la mayor parte del año. Es uno de los anfibios mejor adaptados a la vida fuera del agua, sólo regresan a ella para aparearse durante las primeras semanas de la primavera.

El secreto de su habilidad trepadora reside en los dedos, probistos de unos coginetes adhesivos con forma de disco tan efectivos que le permiten mantenerse en superficies verticales durante mucho tiempo sin resvalarse.

FICHA TÉCNICA:
Lugar del avistamiento: Lago de Isoba (León).
Fecha del avistamiento: 29 de mayo de 2010.
Nombre común: Ranita de San Antonio.
Nombre científico: Hyla arborea L.
Familia: Hylidae.
Posición sistemática: Clase Amphibia; Orden Anura.
Longitud: En torno a 4 ó 5 cm.
Hábitat: Bosques, florestas y cañaverales.
Distribución geográfica: Europa central hasta el Mar Caspio.
Biología: Hábitos nocturnos, aunque durante el día puede desplazarse entre zonas de abundante vegetación. Se alimenta de insectos. Durante la primavera los machos se desplazan hacia las zonas encharcadas o lagunas para aparearse con las hembras.
Otras localizaciones constatadas: Puerto de Leitariegos (León), 30 de mayo de 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada