jueves, 29 de mayo de 2014

Buitre Negro: El Gran Carroñero Mediterráneo.

Su enorme tamaño le convierte en la mayor ave rapaz de Europa: Casi tres metros de envergadura y un metro de altura, y hasta 12 kg de peso. Es el auténtico necrófago mediterráneo. Su población reproductora en España, cifrada en unas 800 parejas, es una de las más importantes del mundo. A pesar de ello, sigue siendo una especie amenazada aunque en los últimos años su población a experimentado un incremento considerable, gracias a las medidas de conservación.

Foto: Miguel Varona.
A diferencia del Buitre Leonado, del Alimoche y del Quebrantahuesos, que crían en los cortados más inaccesibles de las montañas, el Buitre Negro anida en las masas forestales, para lo cual construyen enormes nidos en las copas de los pinos. Eso facilita su localización, pues son nidos tan grandes y pesados que pueden llegar a ocupar toda la copa del pino (2 ó 3 m. de diámetro).

Foto: Miguel Varona.
He tenido la suerte de dar con una de las pocas parejas que crían en el Sistema Central, pues no debe haber más de 100 en toda la cordillera. Pero desde antaño, en el Valle de Iruelas, situado en el límite oriental de la Sierra de Gredos, cría la más numerosa de las colonias de Buitre Negro en el Sistema Central, por lo que su localización estaba prácticamente asegurada. Ahora bien, una vez localizado en nido, lo difícil fue la aproximación al mismo. Después de caminar durante horas por el interior del bosque cerrado, sorteando obstáculos y zarzas, llegué a un punto desde donde pude montar el equipo de grabación sin molestar a los ocupantes.


El pollo debe tener ya un par de meses de edad. Como puede verse en las imágenes, le está saliendo el plumaje del vuelo. Normalmente nunca le dejan solo en el nido, aunque en esta ocasión, sí lo hicieron, durante unos 40 minutos. Esto me tranquilizó, porque en todo momento me preocupé de no molestarles; si me hubieran visto como una amenaza, no dejarían sólo en el nido al polluelo. Los padres son muy protectores, ambos se turnan para incubar y para empollar. Pude captar el momento del intercambio en el que uno de los dos llega al nido portando en su pico algunas ramillas para el nido. Se preocupan, por tanto, de mantener a punto la enorme infraestructura del nido, puesto que tiene que soportar el peso de ambos progenitores y del polluelo.

Foto: Miguel Varona.
Sobre mi cabeza sobrevuelan dos buitres en busca de carroña. Son menos gregarios que el Buitre Leonado, por lo que es fácil verles volar en solitario. Al coincidir en carroñas con otros buitres, se manifiesta dominante respecto a otras especies, siendo el primero en acceder a comer. Su pico es más ancho y robusto que el del Buitre Leonado, lo cual facilita alimentarse de las partes más duras de los cadáveres (los Leonados prefieren aprovechar las vísceras).

FICHA TÉCNICA:
Lugar del avistamiento: Valle de Iruelas (Ávila).
Fecha del avistamiento: 29 de mayo de 2014.
Nombre común: Buitre Negro.
Nombre científico: Aegypius monachus L.
Familia: Accipitridae.
Posición sistemática: Clase Aves; Orden Falconiformes.
Longitud: Hasta 115 cm. (de 2,50 a 2,90 m. de envergadura).
Hábitat: Bosques mediterráneos (alcornocales, encinares, pinares...).
Distribución geográfica: Centro-Oeste de la Península Ibérica, Baleares (Mallorca), norte de África, Grecia, Turquía y Oriente Próximo hasta China. En España se asienta principalmente en el Sistema Central, Extremadura y norte de Andalucía.
Biología: Se alimenta de cadáveres de conejos, ovejas, cabras... suele evitar las grandes carroñas (équidos, bóvidos...). Ocasionalmente puede rematar presas moribundas. Normalmente las parejas crían solitarias, aunque suelen hacerlo cerca de otras parejas con las que colaboran en la búsqueda de carroña. La parada nupcial es muy vistosa. La puesta consta de un único huevo que ambos progenitores se encargarán de incubar. Tras permanecer unos 100 días en el nido bajo los cuidados permanentes de los padres, el pollo se lanza al vuelo.
Otras localizaciones constatadas: Valle de Valsaín (Segovia), 25 de enero de 2015. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada