domingo, 13 de abril de 2014

Cladonia cervicornis.

Esta Cladonia de color pardo verdoso se caracteriza porque desarrolla podecios minúsculos, tan pequeños que cuesta mucho diferenciarlos a simple vista. En ocasiones los podecios se desarrollan lo suficiente como para asomar por encima de las escuámulas del talo primario, y sobre ellos proliferan otros podecios secundarios que crecen desde el centro de los escifos de los podecios principales.

Foto: Miguel Varona.
Talo primario generalmente persistente, con escuámulas grandes (hasta 4 mm. de ancho), fuertemente recurvadas, de color verdoso en la cara superior y blanco parduzco en la inferior. Los podecios son frecuentes, escifosos, y de un color que varía entre pardo y gris oliváceo.
Foto: Miguel Varona.
Pueden ser simples o proliferantes generalmente desde el centro del escifo, aunque también pueden proliferar desde los márgenes de los escifos.
Foto: Miguel Varona.
Los apotecios no son muy frecuentes. Aparecen en los márgenes de los escifos, y son de color pardo oscuro.
Foto: Miguel Varona.
FICHA TÉCNICA:
Muestra Herbario: L211
Localidad: Villardeciervos (Zamora), Sierra de La Culebra.
Fecha del muestreo: 13 de abril de 2014.
Leg et Det: Miguel Ángel López Varona.
Nombre común: No tiene.
Nombre científico: Cladonia cervicornis (Ach.) Flot.
Familia: Cladoniaceae.
Reacciones: P+ rojo.
Sustancias liquénicas: Ácido fumarprotocetrárico.
Fotosimbiontes: Algas verdes Asterochloris.
Ecología: Terrícola sobre suelos desnudos, tanto en bosques como en matorrales.
Distribución geográfica: Distribuida por toda Europa y Norteamérica. En la Península Ibérica es más frecuente en la mitad occidental. 
Observaciones: Si el talo no ha desarrollado podecios es fácil confundirla con Cladonia firma. Cuando el patrón de desarrollo de podecios sobre los escifos se repite varias veces, hablamos de la subespecie verticillata, prácticamente extinguida de la flora peninsular, pero aún presente en las islas Canarias. La subespecie pulvinata es muy rara y su distribución es poco conocida; se caracteriza por el borde de los escifos, que son irregulares y denticulados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario