domingo, 23 de marzo de 2014

Garcillas Bueyeras en las Lagunas de Chozas (León).

La Garcilla Bueyera es una pelecaniforme en expansión. Originaria de África, ha sido capaz de expandirse por los cinco continentes. Entró en la Península Ibérica desde el norte de África, y su expansión hacia el norte de Europa todavía continúa. Recientemente se han instalado en las Lagunas de Chozas, por eso he venido hasta aquí, para conocerlas de cerca.

Foto: Miguel Varona.
La última vez que visité estas lagunas del Páramo Leonés, hace ya muchos años, solo pude constatar la presencia de las habituales fochas comunes y algunas cigüeñuelas. Pero en esta ocasión, he tenido la suerte de encontrar a este pequeño grupo de 42 garcillas bueyeras, que realizan sus labores de aseo matinal en el borde de la laguna. No me han permitido acercarme demasiado, en cuanto notaron mi presencia echaron el vuelo hacia la vecina laguna.

Foto: Miguel Varona.
A diferencia del resto de las aves de la familia de los Ardeidos, sus costumbres son menos acuáticas, y suelen buscar la proximidad del ganado, con el fin de alimentarse de los insectos que abundan a su paso. En África, cuando llega la época de cría, se reúnen en bandadas de varios centenares de individuos.



Es un ave migratoria, y las poblaciones europeas suelen efectuar grandes recorridos en pequeñas bandadas para llegar en invierno al centro de África.

FICHA TÉCNICA:
Lugar del avistamiento: Lagunas de Chozas (León).
Fecha del avistamiento: 23 de marzo de 2014.
Nombre común: Garcilla Bueyera.
Nombre científico: Bubulcus ibis L.
Familia: Ardeidae.
Posición sistemática: Clase Aves; Orden Pelecaniformes.
Longitud: 42-50 cm. (hasta 95 cm. de envergadura).
Hábitat: Dehesas y campos de cultivo donde frecuenta el ganado, cerca de zonas encharcables, lagunas y humedales de poca profundidad.
Distribución geográfica: Aparece por todo el mundo. En la Península Ibérica aparecen colonias sobre todo en las cuencas hidrográficas del oeste. 
Biología: Oportunista y bastante ecléctica. Se alimenta fundamentalmente de insectos, pequeños anfibios y reptiles y micromamíferos. Es una especie colonial, y ubican sus nidos en los árboles alejados o entre la vegetación palustre. La puesta tiene lugar a finales de mayo, 4 ó 5 huevos de aspecto azulado. Ambos sexos se turnan para la incubación, que suele durar unos 25 días.
Otras localizaciones constatadas: Lagunas de Villafáfila (Zamora), 12 de abril de 2014.

Foto: Miguel Varona. (Lagunas de Villafáfila, Zamora).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada