martes, 29 de julio de 2014

El carpintero Pico Picapinos.

Es el más común de los pájaros carpinteros de nuestros bosques, sin embargo no es nada fácil verlos. Sí escucharles; aunque están peor dotados para la emisión de sonidos que sus compañeros el Pito Real o el Pito Negro, el Pico Picapinos inunda el bosque con su sonoro tamborileo "trrrrrrr...", con el que anuncia a sus congéneres que es el dueño del territorio y que se dispone a criar.

Foto: Miguel Varona.
Les he escuchado en un montón de boques, tanto en la Cordillera Cantábrica con en el Sistema Central o en el sur, pero hasta ahora nunca había logrado capturarlo con mi equipo fotográfico. En este caso ha sido con la videocámara. He sido testigo de cómo una hembra alimenta a su cría, ya bastante crecida, atrapando hormigas y otros insectos entre las ramas y el tronco de un pino:



La coloración de su plumaje es inconfundible. Como se puede ver en el vídeo, trepa hábilmente por el tronco, inspecciona las ramas con rápidos movimientos, y cuando observa algo interesante, se detiene a picotear.

Durante los inviernos, el Pico Picapinos consume gran cantidad de semillas de las coníferas, por eso es frecuente encontrar por el bosque "talleres" a donde el Pico transporta conos para picotearlos de un lado a otro hasta sacar de ellos alguna semillas.

Foto: Miguel Varona.

FICHA TÉCNICA:
Lugar del avistamiento: Puerto de Malagón (Madrid), Monte Abantos.
Fecha del avistamiento: 29 de julio de 2014.
Nombre común: Pico Picapinos.
Nombre científico: Dendrocopos major L.
Familia: Picidae.
Posición sistemática: Clase Aves; Orden Piciformes.
Longitud: Unos 23 cm. 
Hábitat: Pinares y bosques.
Distribución geográfica: Por toda Europa.
Biología: Se alimenta casi exclusivamente de los insectos vinculados a la madera y a los pinos. Son poco sociables, suelen llevar una vida solitaria, no toleran la presencia en su territorio ni siquiera de sus propios congéneres. No están bien dotados para el vuelo, procuran evitar los desplazamientos largos. Construye el nido con suma paciencia perforando los troncos de árboles secos, heridos o agujereados previamente (evitan los pinos para anidar por la resina). En el fondo del nido, la hembra pone entre 3 y 9 huevos. La incubación y el desarrollo son muy rápidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada