domingo, 25 de octubre de 2009

La Cabra Montés de la Sierra de Gredos.

La Cabra Montés ha sido desde la Prehistoria una de las especies más codiciadas por los cazadores. Es la reina de la caza mayor y cuenta con una larguísima tradición cinegética en España. Como consecuencia de este interés cinegético, su distribución geográfica en la Península Ibérica ha experimentado numerosas traslocaciones y refuerzos poblacionales que han conducido a una hibridación entre diferentes poblaciones y variedades geográficamente alejadas.

Foto: Miguel Varona.
La especie Capra pyrenaica fue descrita en 1838, pero en 1914 ya se reconocían cuatro subespecies en la Península Ibérica: C.p. lusitanica, que habitaba en los Montes de Galicia y norte de Portugal; C.p. pyrenaica, que habitaba en los Pirineos; C.p. hispanica, que ocupa el SE de la Península Ibérica; y C.p. victoriae cuya población original sobrevive en la Sierra de Gredos. En 1917 se dio por extinguida la subespecie lusitanica, y muy recientemente, en el año 2000, se perdió definitivamente el Bucardo, la subespecie pyrenaica.

Foto: Miguel Varona.
En otros tiempos, era posible econtrarse con la cabra montés en la Cordillera Cantábrica, en la Sierra de Guadarrama, en los Montes de Toledo, en los Pirineos... Desgraciadamente hoy son pocos los lugares donde se puede disfrutar de la presencia del "Señor de las Cumbres". En la Sierra de Guadarrama desaparecieron en los años ochenta, pero entre 1989 y 1992 se reintrodujeron 67 ejemplares procedentes de Gredos y la población se ha recuperado exitosamente hasta los casi 3.000 ejemplares que pueblan en la actualidad la Cuenca Alta del Río Manzanares, gracias sobre todo a la ausencia casi total de depredadores naturales como el lobo.

Foto: Miguel Varona.
Pero si hay un lugar donde la Cabra Montés es especie emblemática, ese lugar es sin duda la Sierra de Gredos. La primera vez que vine a estas montañas fue en mayo de este mismo año. Entonces me encontré con varios grupos familiares a lo largo del Cañón de Gredos.

En esta ocasión he venido para realizar la ascensión al Pico Almanzor, lo que me ha permitido disfrutar de la presencia de este noble animal, tranquilo y confiado, hasta el punto de dejarse casi "tocar"...



No son tan atléticas como los rebecos, pero eso no quiere decir que no tengan una agilidad asombrosa para moverse entre las peñas. Llama la atención la enorme y pesada cuerna de los grandes machos, con la que se disputan el derecho a cubrir al mayor número posible de hembras.

Los machos adultos y jóvenes forman grandes rebaños y conviven durante casi todo el año. Por otro lado, las hembras forman sus propios rebaños acompañadas de sus crías. No suele ser muy habitual encontrarse con algún individuo aislado. Todo cambia durante la época de celo, momento en el que se establece la jerarquía entre los machos, que tratan de formar sus propios rebaños con varias hembras y otros machos más jóvenes. Sólo cuando uno de los machos se cree con capacidad para disputar con el "sultán" del rebaño, se libran violentas batallas en las que ambos machos se precipitan frente a frente durante largas horas.

FICHA TÉCNICA:
Lugar del avistamiento: Laguna Grande de Gredos, Sierra de Gredos (Hoyos del Espino, Ávila).
Fecha del avistamiento: 25 de octubre de 2009.
Nombre común: Cabra Montés.
Nombre científico: Capra pyrenaica victoriae Schinz.
Familia: Bovidae.
Posición sistemática: Clase Mamíferos; Orden Artiodáctilos.
Longitud: 115-165 cm. (hasta 90 cm. de altura en cruz).
Hábitat: Montañas.
Distribución geográfica: Sistema Central (Sierra de Béjar, Sierra de Gredos,  Sierra de Guadarrama), Sierra de Cazorla, Sierra Nevada, Sierra de Baza, Sierra de los Filabres... Recientemente han sido reintroducidas en la Cordillera Cantábrica. 
Biología: Es un animal gregario, aunque no social. Consumen todo tipo de vegetales, tanto gramíneas como líquenes, musgos y todo tipo de plantas alpinas, incluso leñosas.
Otras localizaciones constatadas: La Pedriza (Sierra de Guadarrama, Madrid), 9 de diciembre de 2012 y 25 de mayo de 2013. Valle de Poqueira, Capileira, Sierra Nevada, 26 de marzo de 2015 (subespecie hispanica).

Foto: Miguel Varona. (La Pedriza, Madrid).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada