jueves, 30 de mayo de 2013

Estrella de Mar de la isla de El Hierro.

La primera vez que pude contemplar a este bonito animal en estado libre fue en la costa asturiana, allá por el año 1992, cuando todavía estaba iniciado mis estudios de Biología. Recorría la costa entre La Vega y Ribadesella, y a la altura de la Punta de Los Carreros, escondida en una de las pozas, pude disfrutar de la presencia de uno de los animales más peculiares que existen en La Tierra: La Estrella de Mar.

Foto: Tato Grasso.
Se trata de Marthasterias glacialis, uno de los equinodermos asteroideos más comunes en nuestras costas. Se la conoce vulgarmente como "Estrella de Mar Común", o "Estrella de Púas", por las hileras de grandes púas cónicas presentes en cada uno de sus cinco brazos.

Su color es muy variable; las formas litorales suelen tener un color más oscuro, que varía entre el marrón y el verde oliva oscuro. En cambio, los que viven a mayor profundidad tienen colores más vivos, entre el rosa y el rojo, con manchas blanquecinas.

Vive en la zona intermareal, donde recorre las paredes rocosas y las pozas en busca de alimento. Parece un animal tranquilo, pero es en realidad un voraz carnívoro que ataca a sus presas abrazándolas fuertemente con sus cinco brazos armados.

He tenido que esperar muchos años para volver a verla, y ha sido aquí, en la isla de El Hierro, donde me he topado con un ejemplar deambulando por la playa en la Punta de La Dehesa, en el extremo noroccidental de la isla. La fortuna quiso que el encuentro coincidiera con mi videocámara en mano para poder grabar el hallazgo:

Las Estrellas de Mar son típicamente pentámeras, es decir, su cuerpo está formado por cinco brazos que parten de un disco central. Sin embargo, hay especies que poseen siete brazos (Coscinasterias tenuispina), nueve brazos (Solaster endeca), y doce o más brazos (Crossaster papposus).

La boca se encuentra bajo el disco central, y de ella parten radialmente surcos que contienen hileras de pies ambulacrales, utilizados para la locomoción. Estos pies poseen pequeñas ventosas que le sirven al animal para reptar sobre las superficies rocosas. Se alimentan de todo tipo de invertebrados, sobre todo de moluscos (ostras y mejillones), aunque también atacan a crustáceos, a poliquetos, o incluso a otros equinodermos como los Erizos de Mar.

Pero lo que más llama la atención de las Estrellas de Mar es su gran poder de regeneración: Pueden regenerar cualquier parte del brazo, aunque la regeneración es lenta y requiere de varios meses para una reformación completa.

FICHA TÉCNICA:
Lugar del avistamiento: Playa de Arenas Blancas, Sabinosa (Isla de El Hierro).
Fecha del avistamiento: 30 de mayo de 2013.
Nombre común: Estrella de Mar.
Nombre científico: Marthasterias glacialis L.
Familia: Asterinidae.
Posición sistemática: Phyllum Echinodermata (Equinodermos); Clase Asteroidea ; Orden Forcipulata.
Longitud: Entre 10 y 80 cm. de diámetro.
Hábitat: Intermareal, aunque puede descender hasta los 150 m. de profundidad.
Distribución geográfica: Costa Atlántica desde el Norte de Europa hasta Sudáfrica, y costa del Mediterráneo.
Biología: Se reproducen durante los meses del verano. Liberan sus huevos y espermatozoides y la fecundación tiene lugar en el agua. Un hecho curioso es que existen indivíduos hermafroditas con gónadas mitad hembra, mitad macho.
Otras localizaciones constatadas: Punta de Los Carreros, entre la Playa de La Vega y Ribadesella (Asturias), 2 de julio de 1992.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada