miércoles, 29 de noviembre de 1995

Itinerarios por la Comarca de Gordón.

Con la elaboración de este material didáctico basado en la Educación Ambiental pretendemos dar a conocer la riqueza biológica e histórica de un espacio natural circunscrito en la cuenca media-alta del río Bernesga que conviene respetar y conservar. El recorrido de estos cinco itinerarios permitirá establecer un contacto directo con la naturaleza de la comarca leonesa de Gordón pudiendo apreciar de una forma palpable los principales problemas ecológicos que azotan el municipio.

A pesar de su belleza paisajística, Gordón no es uno de los municipios que sirvan de ejemplo al respeto y cuidado de su entorno: Minas y explotaciones a cielo abierto, vertederos incontrolados, envenenamiento de los ríos, incendios, talas incontroladas, furtivismo, contaminación...

Por todo ello tratamos de buscar medidas correctoras a los grandes problemas ambientales con los que se enfrenta la comarca, sobre todo medidas de tipo preventivo, para lo cual apostamos claramente por una eficiente Educación Ambiental en el municipio que sirvan para generar nuevas fórmulas de desarrollo más ordenado y siempre respetuoso con el Medio Ambiente.


Los itinerarios que hemos desarrollado son:

- ITINERARIO 1: Aralla - Geras de Gordón.
Distancia: 7 km.
Duración: 4 horas.
Dificultad: Moderada.
Calidad del Paisaje: Muy buena.
Localidades: Geras de Gordón.
Lugares de Interés: El Puerto de Aralla, Cerro Pedroso, Hayedo de Geras y Geras de Gordón.
Aspectos destacables: Gran riqueza florística y faunística, abundantes fósiles.
Descripción: Partimos de la Collada de Aralla por la pista que sale del margen izquierdo de la carretera y que asciende hacia el Cerro Pedroso. Por toda la zona hay abundantes fósiles, no hay más que rebuscar entre los pedreros y seguro aparece algún braquiópodo. Desde el Collado Pedroso tomamos la senda que conduce al refugio del ICONA que se ve a simple vista. Desde el refugio descendemos directamente por el interior del hayedo hasta alcanzar el valle del Palanco. A la entrada de la garganta continua la senda que nos conduce directamente a Geras de Gordón.

- ITINERARIO 2: Circuito Buiza - Folledo - Paradilla.
Distancia: 10 km.
Duración: 5 horas.
Dificultad: Baja.
Calidad del Paisaje: Buena.
Localidades: Beberino, Buiza, Folledo, Paradilla y Cabornera.
Lugares de Interés: Ermita de Nuestra Señora del Valle, Iglesia de Paradilla, Río Casares.
Aspectos destacables: Paisaje rural de montaña.
Descripción: Nada más salir de Beberino en dirección a Geras de Gordón sale por el lado derecho una pequeña carretera que conduce a Buiza. A mitad de camino aparece solitaria la Ermita de Nuestra Señora del Valle. Poco después el paisaje se abre hacia praderas y tierras de labor que dan paso al asentamiento de Buiza. La carretera sale del pueblo y asciende lentamente hacia Folledo, el pueblo más aislado de la comarca. Allí muere la carretera y hay que tomar una senda que sale por la izquierda hacia un alto collado desde donde se pasa ya a la vertiente del Río Casares. Allí se pierde la senda y hay que bajar directamente hacia Paradilla atravesando un pequeño bosque de rebollos. La iglesia de Paradilla se asoma sobre un balcón de roca caliza que se precipita al vacío. Una pista asfaltada desciende directamente a la carretera de Geras que nos permite regresar al punto de partida pasando antes por el pueblo de Cabornera.

- ITINERARIO 3: Ascensión a la Peña de San Mateo (1.609 m.).
Distancia: 4 km.
Duración: 3 horas.
Dificultad: Moderada.
Calidad del Paisaje: Muy buena.
Localidades: La Pola de Gordón.
Lugares de Interés: La Pola de Gordón, Bosque de Gordón.
Aspectos destacables: Un espléndido Rebollar y el impacto de las minas a cielo abierto.
Descripción: Partimos desde lo alto del pueblo por la pista que sale directamente de la N-630 hacia el Pinar de Pola, una gran repoblación de pino silvestre visible desde todo el municipio. Poco antes de que muera la pista sale por el lado derecho una senda que desciende atravesando el bosque hasta enlazar con la pista que sube paralela al Arroyo de Santas Martas. Seguimos el curso del arroyo hasta donde nace, en un collado a los pies de la Peña de San Mateo. Desde el collado hasta la cumbre hay que subir unos 200 metros, no tiene pérdida.

- ITINERARIO 4: Ciñera - Villar del Puerto.
Distancia: 7 km.
Duración: 4 horas.
Dificultad: Baja.
Calidad del Paisaje: Buena.
Localidades: Ciñera, Villar del Puerto, La Vid.
Lugares de Interés: Ciñera, pueblo típicamente minero, una garganta caliza y un hayedo.
Aspectos destacables: El impacto visual del paisaje causado por las escombreras y minas.
Descripción: Partimos de Ciñera por la pista que sube paralela al Arroyo del Villar en medio de un paisaje desolador plagado de escombreras. Seguimos el curso del arroyo hasta adentrarnos por una gran garganta de roza caliza. Cruzamos la garganta y seguimos por la senda que sube directamente al pueblo de Villar del Puerto. Desde aquí tomamos la carretera que desciende directamente a La Vid.

- ITINERARIO 5: Nocedo - Los Barrios.
Distancia: 7 km.
Duración: 3 horas.
Dificultad: Baja.
Calidad del Paisaje: Buena.
Localidades: Nocedo de Gordón, Los Barrios.
Lugares de Interés: Ermita Nuestra Señora del Buen Suceso, Castillo de Los Barrios.
Aspectos destacables: Reconocimiento de la vegetación ribereña del Bernesga.
Descripción: Partimos de la Ermita Nuestra Señora del Buen Suceso hacia Nocedo. Tomamos un camino que sale por la derecha del pueblo cruzando los cultivos hasta meterse de lleno en el margen izquierdo del río Bernesga donde es abundante la vegetación ribereña. Dejamos a nuestra derecha el puente que cruza el río y continuamos por una senda que se adentra de lleno en las comunidades ribereñas, cruza varias fincas y llega a un monte de encinas. Bordeamos el monte y ascendemos lentamente por la ladera de la montaña hasta alcanzar la vista a las casas de Los Barrios. Pronto veremos en lo alto de un cerro las ruinas de lo que un día fue el Castillo de Los Barrios.

jueves, 16 de noviembre de 1995

Debate en torno a la problemática del Lobo Ibérico.

Recientemente el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, el más antiguo de España, ha sido ampliado hasta ocupar los tres macizos de los Picos de Europa, pasándose a llamar Parque Nacional de los Picos de Europa. Con 65.000 Has se convierte en el mayor parque nacional de España, y en uno de los más grandes de Europa. Uno de los objetivos fundamentales con los que se justificó su creación fue la de conservar el ecosistema del Bosque Atlántico.

Desgraciadamente el parque ya no cuenta con especies de altísimo valor ecológico, como son el Oso Pardo, el Quebrantahuesos, la Cabra Hispánica o el Urogallo. Sin embargo todavía subsiste una pequeña población de Lobo Ibérico que conviene preservar con urgencia para evitar que sea otra de las especies desaparecidas.

En los últimos días diversos colectivos ecologistas están denunciando diversas acciones salvajes emprendidas contra el lobo en el parque. No es nada nuevo, porque en todo el territorio español se matan cada año lobos indiscriminadamente, bien sea de forma legal o ilegal. Lo que llama especialmente la atención es que paradójicamente es la propia administración del Parque la que está llevando a cabo acciones para erradicar a la especie del parque, presionada por los alcaldes de los municipios y gobernantes regionales de los territorios que están incluidos dentro del parque.

Unos y otros han hecho declaraciones a diversos medios de comunicación manifestando su intención de exterminar el lobo del Parque Nacional para evitar conflictos con los ganaderos que hacen aprovechamiento de los pastos del parque.

Lejos de prohibir o perseguir estas prácticas, las autoridades gubernamentales las están permitiendo, y la Dirección del Parque Nacional está autorizando que ganaderos, cazadores y particulares se dediquen a perseguir y eliminar a cualquier lobo que encuentren. Incluso los propios guardas de la administración tanto regional como estatal están siendo armados para que colaboren en la acción.

Hechos como estos han reabierto el viejo debate que existe desde antaño en torno a la protección del Lobo Ibérico. Por eso este año, como miembro de la comisión de fiestas de la Facultad de Biológicas, he propuesto la celebración de una mesa redonda para debatir entre los asistentes la problemática actual del Lobo Ibérico.

Para ello me he puesto en contacto con diversas personas implicadas de una manera directa o indirecta en esta problemática para que expongan sus argumentos al respecto y se genere el debate que todos esperamos.

He llamado a un Técnico de la Sección de Caza de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, al Alcalde de Puebla de Lillo, a un Celador del Parque Nacional de los Picos de Europa, al representante de la Asociación ecologista URZ, y al autor del libro "El Lobo y su Problemática", Don Antonio Fernandez Suárez. Todos ellos han confirmado su asistencia, aunque me hubiera gustado que hubiese venido algún responsable directo de la propia administración del Parque Nacional, pero solo he recibido negativas o indiferencia a la propuesta.

Para moderar un debate tan interesante he llamado al Catedrático de Zoología de los Vertebrados de la Universidad de León, Don Francisco José Purroy Iraizoz, quien ha desempeñado su labor estoicamente a pesar de no poder intervenir directamente en el debate como le hubiera gustado por ser el moderador. No obstante dejó claro su punto de vista al respecto y contribuyó de manera notable a que el debate fluyese con normalidad.

A los pocos días de celebrarse el debate la prensa de Asturias se hizo eco del acontecimiento y publicó la noticia. En cambio, la prensa de León no vio motivos para su publicación, a pesar de que la Junta de Castilla y León es una de las implicadas por disponer del mayor territorio dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa.